top of page
upper net_200px.png
upper net_200px.png

PRUEBA SÓNICA DE PILOTES

AKA: Echo test, Pulse test, hammer test, Pulse-Echo Method (PEM), Pile Integrity Test (PIT), Impulse Response, etc.
 

La Prueba Sónica de Pilotes está respaldada en la norma ASTM D5882. En la prueba sónica, la parte superior del pilote se golpea con un martillo de plástico liviano y la onda reflejada se registra con un equipo computarizado adecuado. A partir de la señal resultante, o reflectograma, se puede determinar tanto la longitud como la continuidad del pilote.

 

En su forma más básica, la prueba sónica mide el tiempo entre el disparo del martillo y la onda reflejada para indicar la longitud del pilote. Esto es muy similar al famoso péndulo de Newton "juguete ejecutivo"

Newton_Cradle.gif

Una simulación interactiva del método está disponible aquí - (no requiere configuración)

Aunque es una herramienta poderosa, el método Sónico también tiene limitaciones, tales como:

La prueba no produce información sobre la capacidad del pilote y solo brinda información limitada sobre la calidad del concreto.

 

Para que la prueba sea efectiva, la parte superior del pilote debe consistir en concreto limpio y estar libre de escombros, lechada y bentonita. Probar un pilote con un cabezal que no se preparó adecuadamente puede arrojar resultados engañosos.

 

La precisión de la determinación de la longitud depende de la velocidad de onda supuesta. Este factor, que depende del grado y la edad del hormigón, varía de un pilote a otro y puede causar un error del orden del 10 por ciento. Por lo tanto, es evidente que la prueba sónica no debe utilizarse como base para el pago.

 

La onda reflejada está influenciada por cambios tanto en la sección transversal como en la fricción a lo largo del fuste. Estos dos factores pueden separarse sólo si se dispone de información adecuada sobre el perfil del suelo y si se prueba un número razonable de pilotes.

 

La onda que viaja a lo largo del pilote pierde energía como resultado de la fricción del fuste. En suelos con alta resistencia, así como en roca, puede haber una situación en la que no se vea la reflexión de la punta. Esto puede suceder cuando la longitud supera los 20 a 40 diámetros, dependiendo de la cantidad de fricción.

 

Dado que un defecto grave o una discontinuidad reflejarán completamente la onda, el método sónico no proporciona  información sobre la parte inferior del pilote. Tampoco puede distinguir entre una cavidad grande y una fisura capilar.

sonic_test.gif
bottom of page